INICIO >> ARCHIVOS DEL EDITOR >> PANTALLA ANCHA >>Un hombre y una mujer
 
     
Un hombre y una mujer
 
 
Publicado el 25 de septiembre de 2011 / Descargar PDF
 
 

 
     
 
Se acabarán las piedras, pero no las películas que aborden los encuentros, fulgores y desencuentros en una relación de pareja. Tampoco los deseos de ver más o de rever las mismas. Pasen las modas que pasen.

Y para confirmar cuán cortas pueden llegar a quedarse en este punto las etiquetas, la de "romance" o cualquiera para echar mano, se hace útil la aparición nada evidente en la cartelera local de Blue Valentine, uno de los estrenos valiosos de la temporada.

Un cinéfilo preguntaba el otro día en Twitter, esa sobrepoblada escalera mecánica, por las parejas con más "química" en el cine. Y para abrir los fuegos, el propio tuitero se la jugaba por Ingrid Bergman y Cary Grant en Tuyo es mi corazón (Notorious), de Alfred Hitchcock. Y vaya que la tienen, como a su torcida manera la tienen Steve Carell y Catherine Keener en Virgen a los 40, pero una propuesta con los niveles de desolación que ofrece la nueva cinta de Derek Cianfrance tornaría más equívoco que nunca el uso de un sustantivo que ya es bastante vago. Eso sí, podría recordar otras parejas, aunque más por el lado indie, como las retratadas por John Cassavetes, con sus flaquezas, sus esplendores, su frenesí y sus nudos ciegos: Seymour Cassel y Gena Rowlands en Minnie & Moskowitz, o la propia Rowlands y Peter Falk en Una mujer bajo la influencia.

Una forma de entrar en por qué Blue Valentine tiene la estatura de la que hace gala es contar de qué se trata y advertir luego que por más redonda y ordenadamente que se refiera su argumento, el reporte dirá poco de la experiencia que la película logra generar. Eso, si se entra en su mundo, que siempre será un poco el de cualquiera que se haya enamorado y decepcionado alguna vez.

Dean (Ryan Gosling) es un joven sin estudios que puede hacer cualquier oficio y hacerlo bien. Cindy (Michelle Williams) es una enfermera universitaria a quien se ve un poco cansada de la vida. Sus destinos se cruzaron en un geriátrico, años atrás, y ahora son marido y mujer, padres de una pequeña juguetona. ¿Todo bien? No, realmente, aunque en el descubrimiento del cómo y de los porqués es donde todo se pondrá en juego.

Con paseos temporales que arrancan como flashbacks de juventud y terminan fagocitando el relato y reconfigurando la intriga, la cinta digita la melancolía y el dolor de los corazones rotos como al menos yo no veía en la cartelera desde los tiempos de Eterno resplandor de una mente sin recuerdos. No es sólo que sus protagonistas tengan, cada uno, su tejado de vidrio y su costado luminoso, como sugeriría el salomonismo argumental: lo que se impone es el impulso vital del que dan cuenta en tal y cual momento, a veces para sellar el amor indesmentible, otras para entregarse al sacrificio o para quemar las naves.

Son un hombre y una mujer, un actor y una actriz. Acaso los más inspirados y arrojados de su generación, capaces de hacer que ni los paroxismos ni las frases de ocasión suenen impostados. Y hay otro hombre, un nativo de Colorado y ex alumno del legendario Stan Brakhage, que es el guionista y director: cuando Derek Cianfrance presentó en el Festival de Sundance Brother tied (1998), se habló del debut más llamativo de un cineasta estadounidense en largo tiempo. Y un tiempo bien largo pasó para su segunda ficción, actividad que combina con el documental. Valió la pena.

Blue Valentine no es perfecta ni tiene para qué. Se manda sus patinadas a la hora de rizar el rizo de la fábula, pero está tan lejos del amor a la medida como pueda estar una película cuyo único compromiso parece estar con unos protagónicos que quisieron y pudieron, pero a quienes ya no les alcanza. Cierto, se podrá ver tarde o temprano en el living de la casa o en el teléfono inteligente. Pero no se me culpe por fantasear con salas llenas para una historia a corazón abierto, capaz de hacer daño donde más duele.

 
     
 
 
En Pantalla Ancha
ver todos / 37 artículos
 
 
La octava no será la vencida
 
       
 
Diálogo con el pasado
 
       
 
Ecos del adiós
 
       
 
Damas en guerra: Ultimas noticias de venus
 
       
 
Y así con la comedia humana
 
       
 
En Devedoteca
ver todos / 18 artículos