INICIO >> ARCHIVOS DEL EDITOR >> La devedoteca >> Vértigo digital de un corazón adolescente: Casi Famosos (2000)
 
     
Vértigo digital de un corazón adolescente: Casi Famosos (2000)
 
 
Publicado el 18 de febrero de 2005 / Descargar PDF
 
 

 
 
La escena, que se desarrolla en 1973, es como sigue. El quinceañero William Miller (Patrick Fugit) pretende que su rigurosa madre (Frances McDormand) lo autorice a irse unos días de gira con una banda de rock, por encargo de Rolling Stone (la revista que recomendaba desconfiar de los mayores de 30). En su afán de aprobación, William lleva al living de su casa a una profesora y a su orientadora escolar. Pero su acto central consiste en hacer que su madre escuche Stairway to Heaven, el megaclásico de Led Zeppelin. Para que entienda que el rock no es sólo acerca de drogos que desperdician sus vidas, de lo cual ella -intelectual excéntrica- está segura.

William pone el disco y los personajes se quedan escuchando la canción, que no es corta. Mientras tanto, el espectador empático puede sentir un erizamiento de la piel, quizá recordando que alguna vez -voluntariamente o no- sus padres se expusieron a la música que él consideraba suya, que lo hacía sentirse parte de una identidad, dueño de una actitud.

¿Demasiado adolescente la treta? Lo mismo puede haber creído el guionista y director Cameron Crowe, que vertió su vida en la ya adolescente Casi Famosos. La escena descrita fue rodada para la película, pero no quedó en la edición de 118 minutos exhibida comercialmente y ganadora del Oscar al Mejor Guión. De hecho, ni siquiera calificó para Untitled, el montaje que Crowe quería llevar a las salas, pero que luego descartó por temor a “desafiar la paciencia del público”. Así y todo, es parte de la historia de una película que exploró con sensibilidad rara vez vista el mundo del rock y el oficio periodístico.

Una razón para agradecer la existencia de la edición doble que circula en Zona 4 es que, aparte de incluir el mencionado pasaje en el ítem Escenas Eliminadas (nada nuevo, se dirá) incorpora los 160 minutos de Untitled en el segundo disco. Más aún, para reforzar la idea de que la “película larga” era la que su autor quería ver, los tradicionales comentarios de audio acompañan esta versión y no la “oficial”.

Las dos, en todo caso, cuentan la historia de William, adolescente californiano a quien ni la sobreprotección materna ni la falta de amigos parecen hacer infeliz. Por el contrario, disfruta escuchando a Black Sabbath, Hendrix y otros. Más aún, quiere escribir sobre ellos, para lo cual traba relación con el legendario crítico Lester Bangs (Philip Seymour Hoffman), el mismo que acuñaría el término punk para definir el rocanrol de garage.

“Descubierto” por Rolling Stone -quienes ignoran que tratan con un mocoso-, le piden irse de gira con una banda emergente, Stillwater. En medio de la burbuja rockera, William conoce a las chicas que siguen al grupo (entre ellas Kate Hudson), al vocalista con sus poses histéricas (Jason Lee) y al guitarrista, que parece el más equilibrado de todos (Billy Crudup). Y entre otras cosas, advierte la imposibilidad de trabajar como reportero y al mismo tiempo ser amigo de la banda. Mejor así, él mismo se asume como “El Enemigo”.

Conocido por Vida de Solteros y Jerry Maguire, Crowe hizo de ésta una película descaradamente autobiográfica. De adolescente, él también escribió para Rolling Stone (en el DVD puede encontrarse un artículo sobre Led Zeppelin en gira), se hizo amigo de Bangs y tuvo una mamá sui generis. Alice Crowe es, además, la protagonista de los señalados comentarios de audio. Allí, paso a paso, es posible enterarse no sólo de que muchos de los objetos que aparecen en la cinta -discos, pases de prensa- eran propiedad del director. También que éste no tuvo empacho en reproducir con detalle los gestos y frases de la expuesta doña Alice, quien aprovecha de hacerle algunos reproches a su hijo.

Mucha trivia, quizá, pero al menos aquí cabe la sensación de que se está redondeando la historia de una cinta que crece con cada visionado. Por su factura clásica, por su vértigo quinceañero, por sus notables actuaciones, por estar hecha con el corazón.

FICHA TECNICA  
 

Almost Famous, 2000.
Dirección: Cameron Crowe.
Con: Patrick Fugit, Kate
Hudson, Billy Crudup.
DVD doble, Zona 4 (2002).
Para compra -$ 11.990- y
arriendo en bazuca.com.

Bonos: La “versión del director”
(Untitled, de 160 minutos), que
incluye comentarios de audio
con el director y su madre;
artículos de Crowe para Rolling
Stone, entrevista con Lester
Bangs, etc.

 
     
 
 
En Devedoteca
ver todos / 18 artículos
 
 
Qué gloriosa sensación: Cantando en la lluvia (1952)
 
       
 
Una de pistoleros: Gun Crazy (1949)
 
       
 
Sangre en la nieve: Fargo (1996)
 
       
 
La vía chilena al realismo: Diálogo de Exiliados (1974)
 
       
 
La memoria del corazón: Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004)
 
       
 
En Pantalla Ancha
ver todos / 37 artículos
 
 
Tóquenla de nuevo
 
       
 
Dejar pasar a Woody
 
       
 
Se llamaba Polly Platt
 
       
 
Independencia
 
       
 
Humor y amor