INICIO >> ARCHIVOS DEL EDITOR >> La devedoteca >> El método Disney del '42: Bambi (1942)
 
     
El método Disney del '42: Bambi (1942)
 
 
Publicado el 3 de junio de 2005 / Descargar PDF
 
 

 
 
Semisonriente, Walt Disney dirige la mirada hacia la cámara. La cinta de RR.PP. se llama The Tricks of the Trade -“Los trucos del negocio”, 1957- y en ella muestra el esquema de funcionamiento de una joyita desarrollada “en la escuela de autosuperación” del estudio. Un equipo diseñado para hacer las caricaturas animadas “más realistas y disfrutables”, que consiste en transparencias sucesivas que se acercan y alejan del lente, dando una poderosa sensación de volumen.

Con este sistema se hizo Bambi y esa es una buena razón para incluir el señalado pasaje entre los incontables bonos de la edición digital que circula desde hace poco. Pero no es la única: es útil también oír hablar de una “escuela de autosuperación” a Disney, el niño que en vez de ir a colegio repartía diarios y que terminó convertido en uno de los cineastas/empresarios más exitosos de la historia.

Con un par de jugadas maestras –entre ellas la realización de Blancanieves y los Siete Enanitos-, Disney forjó en los ’30 un monopolio en su área y, en pos de consolidar la supremacía, puso énfasis en la innovación y en seguir un camino propio, temática y estilísticamente.

Bambi, estrenada después de las decepciones comerciales de Pinocho y Fantasía –y tras el éxito de Dumbo- puede defraudar los apetitos contemporáneos por historias trabajosas y llenas de subintrigas. Básicamente, se trata del ciclo de la vida: comienza con el nacimiento de un ciervo -”príncipe del bosque”- y termina con el nacimiento de su hijo. ¿Por qué, entonces, sigue siendo una experiencia tan potente?

Ecologista profundo antes de que el término se acuñara, Disney compró los derechos de la novela de un oficinista austríaco, Felix Salten, y a partir de ella hizo del bosque un personaje central. ¿Cómo? A través de fondos que son verdaderos cuadros impresionistas. Sobre ellos, se dibujan personajes cuyas voces, de genuina inocencia, transmiten mucho más que sus parlamentos. El temible ser humano no aparece nunca, pero sí las consecuencias de sus actos.

Mucha gente, por otro lado, cree recordar a la madre de Bambi agonizando, cuestión que jamás se muestra. La película, que encara la muerte como parte de la vida ofrece crueldad y belleza por partes iguales: Bambi se pasea por nubes de ensueño y, al rato, pelea por su vida en algo que parece el infierno.

Para los prejuiciosos, esta reliquia -alabada ad nauseam en el DVD por John Lasseter, cerebro de Pixar- actúa como contraparte de los Looney Tunes de la Warner de los ’40. Y como prueba incontestable de que los “monitos” pueden ser el lugar sin límites de la imaginación y las emociones.

FICHA TECNICA  
 

Bambi (1942)
Dirección: David Hand

Bonos: Entre muchos otros, un documental acerca de la realización del filme y el corto The Old Mill, ganador de un Oscar en 1937.

 

 
     
 
 
En Devedoteca
ver todos / 18 artículos
 
 
El santo de Rossellini: Francisco, Juglar de Dios (1950)
 
       
 
Dr. F.F. & Mr. Coppola: La Conversación (1974)
 
       
 
Sangre en la nieve: Fargo (1996)
 
       
 
Un Welles inolvidable: La dama de Shangai (1947)
 
       
 
El método Disney del '42: Bambi (1942)
 
       
 
En Pantalla Ancha
ver todos / 37 artículos
 
 
De príncipes y princesas
 
       
 
Se llamaba Polly Platt
 
       
 
La lista está lista
 
       
 
Ponerle
 
       
 
Esas listas triviales