Cuando Lou conoció a Sally: Atlantic City (1980)

Ceremoniosamente rutinaria, la aprendiz de croupier Sally Matthews (Susan Sarandon) corta un par de limones, cuyo jugo desliza por su joven humanidad, mientras escucha Norma, la ópera de Bellini. En la ventana del frente, amparado por la oscuridad y sin que Sally se entere, la admira su vecino Lou Pascal (Burt Lancaster), corredor de apuestas de poca monta que alguna vez pujó sin suerte por jugar en las grandes ligas de la mafia.

Puente sui generis entre Europa y Hollywood, Atlantic City inquieta con este arranque, formidable por su concisión, sentido del ritmo, observación de los personajes y creación de una atmósfera inédita. Y ése es apenas el comienzo.

Célebre por su escandalillo con Los Amantes (1958), Louis Malle –pronúnciese ‘lui mal’-fue el solitario rebelde de la Nueva Ola Francesa. Ajeno a patotas y cofradías, se despachó títulos tan notables como Ascensor para Cadalso y Soplo al Corazón antes de que Lacombe Lucien (1974) cayera en el vacío al abordar el tabú del colaboracionismo con los nazis. Poco después cumplió el anhelo de trabajar en EEUU.

Y no fue fácil: Pretty Baby -que desató la controversia por mostrar desnuda a la doceañera Brooke Shields-tomó largo tiempo en ver la luz y le demostró a Malle las rudezas de la gran industria. Sin embargo, Atlantic City se le asemejó a un sueño: tuvo la libertad de escoger al guionista y de ir personalmente a persuadir a Lancaster -quien lo encandiló con El Gatopardo-de retomar el cine de personajes.

Y el resultado asombra por varias razones. De partida, por la ciudad que es retratada cariñosamente y con ojo clínico. Atlantic City -como reza un cartel- está “de vuelta en el mapa” tras convertirse en una alternativa a Las Vegas. Pero junto a casinos que nacen y se demuelen, malvive un mundo de gente modesta y sitios en la penumbra. Ahí vive Sally la soñadora, cuyo esposo algo hippie la visita tras haberse fugado con su propia hermana, ahora embarazada de él.

El cónyuge díscolo pretende hacer dinero con cocaína que acaba de robar, pero sólo consigue que Lou aprenda del negocio y termine convertido en inopinado traficante. Y en consuelo para la acontecida Sally.

“Mientras más vivo, menos confío en las ideas y más en las emociones”, decía Malle para cuando se estrenó esta cinta ganadora en Venecia y nominada a 5 Oscar. Se le nota en esta cinta entrañable, que en DVD Zona 1 corre sin subtítulo y en Zona 2 se presenta con lo justo. Que aquí es más que suficiente.


Ficha técnica

Atlantic City

Dirección: Louis Malle

Con: Susan Sarandon, Burt Lancaster, Michel Piccoli